ENTREVISTAS: ALEX CRISTANCHO

EL LIDER QUE QUEREMOS VER

No necesitamos cubrir cargos, sino contar con líderes formados con habilidades prácticas y las competencias que le permitan ejercer influencia y motivación en otros seres humanos.  Alex Cristancho, quien actualmente se encuentra liderando los equipos de México nos manifiesta que existe una gran diferencia entre asignarle responsabilidades a alguien y formarlo para ser líder.

"Resulta fácil concederle autoridad formal a algún voluntario, por ejemplo nombrándolo «líder» de un equipo pequeño, pero eso no significa que pueda liderar a los miembros del grupo. No sería raro que un líder inmaduro causara más problemas en su empresa y en las vidas de las personas a su cargo que los que causa un puesto vacío." reflexiona.

Y agrega: "Como primera instancia, el líder debe contar con su propio equipaje de competencias, las que le permiten a él como ser humano ejercer influencia y motivación en otros seres humanos"

Estudios realizados identifican cuales son las competencias que determinan el liderazgo, las cuales queremos compartir con nuestros lectores a continuación:

Creatividad: desde su proceso interno el líder genera ideas y resuelve problemáticas.
Innovación, competencia en absoluta relación con la anterior donde a partir del proceso creativo el líder innova, rompe paradigmas y crea nuevos procesos.

Espíritu emprendedor: competencia que permite a las dos anteriores cristalizar las ideas en hechos concretos con empuje que al mismo tiempo le trasmite a sus colaboradores.

Confianza: competencia sin la cual el líder no puede proyectar seguridad y credibilidad para sí y en otros.

Flexibilidad: competencia que le permite adaptarse a todos los cambios del entorno y a situaciones adversas.

Autodesarrollo: competencia que le permite al líder crecer interiormente, lograr coherencia y excelencia personal.

Tomar decisiones: competencia que le permite al líder elegir asertivamente, en relación consigo mismo, sus colaboradores y a la empresa.

Interés por mantenerse actualizado: competencia que le garantiza al líder el aprendizaje continuo.

Como segunda instancia, el líder efectivo debe contar con competencias que le faciliten crear equipos y saber entender a sus colaboradores. Estas son:

Negociación y manejo de conflictos: puesto que esta competencia desde el equipaje del líder le permite plantear soluciones y resolver conflictos entre sus colaboradores, contando con sus principios y valores para conciliar y mediar de manera equitativa.

Comunicación efectiva: competencia que hace parte del equipaje y sin la cual no se puede motivar e influenciar a otros, ni trasmitir la visión que quiere compartir y mucho menos, solucionar conflictos, negociar y trabajar en equipo.

Relaciones interpersonales: competencia irrenunciable por ser parte de la interacción social a la cual todos los seres humanos están sujetos y sin la cual no se puede lograr metas con otros. También hace parte del equipaje del líder puesto que cómo se piense de los demás seres humanos con quienes se interactúa así mismo se les tratará, en otras palabras, si un líder considera que los seres humanos con son seres integrales y libres, el líder respetará sus ideas y tendrá en cuenta que no solo están abocados a la productividad sino al desarrollo integral y a la calidad de vida.

Trabajo en equipo: competencia vital en el actual contexto para el logro con compromiso de metas comunes.

Motivar equipos: sin la cual el líder no obtiene el responsabilidad y la orientación hacia el logro por parte de sus colaboradores.

Y en tercera instancia, el líder efectivo empresarial requiere de competencias que le permitirán lograr con éxito el plan de empresa, a partir del conocimiento del entorno y de la responsabilidad social. Estas son:

Visión prospectiva: es entendida por la línea como el escenario futuro donde el líder quiere llegar empresarialmente y hacia donde empuja a sus colaboradores para constituirla como una visión compartida y llena de prospectiva.

Conocimiento del entorno: esta competencia está ligada con el plan de empresa pero con el conocimiento de las oportunidades que el entorno pueda otorgar para que el líder genere una ventaja competitiva.

Pensamiento ético: esta competencia está orientada tanto al equipaje del líder como a su responsabilidad social para con la empresa y para con el entorno y el sector donde opera.

Manejo de la incertidumbre y la complejidad: competencia que obliga al líder a tener una mente abierta para entender el caos y la incertidumbre pero que le lleva a liderar la empresa bajo el actual contexto globalizado.

Pensamiento estratégico: competencia que faculta al líder para posicionar a la empresa y cumplir con el plan de la misma.

Administración del tiempo: competencia del equipaje del líder la cual le permite establecer con criterio prioridades para la empresa.

Efectividad: competencia que le permite al líder lograr resultados con calidad.

Pensamiento sistémico: competencia que le ofrece al líder integralidad al actuar en la empresa.

Por tanto, es importante que los lideres conozcan los componentes de las competencias para que revisen tanto su intención, acción y resultados, puesto que en algunas ocasiones se quedan cortos a la hora de lograr objetivos concretos y no trascienden del conocimiento de una competencia por lo cual es vital para el ejercicio del liderazgo obtener resultados en estos tres pasos para lograr un liderazgo efectivo y adquirir su desarrollo desde planes de formación y desarrollo basados en este enfoque.


Ver más entrevistas